DISCULPEN LAS MOLESTIAS

Prefiero soportar las cadenas de mis propias palabras a sentir la desconfianza en uno mismo que provoca el silencio. Prefiero la risa provocadora y valiente de quién te mira a los ojos, a la carcajada cobarde de los que son incapaces de sostener el peso de una mirada. Prefiero la comprensión de los que viven al borde de la locura, a la compasión ingrata de los que viven colgados de su propia cordura. Y puestos a elegir……… Sobrevivir, que no es cuestión de preferencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.