DESIERTO

Manos desnudas e inocentes,
explorando cada palmo de tú piel.
Mirada profunda del descanso
de los dolores profanos.
Palabras translúcidas
emanando de un corazón noble
suspirando en la retaguardia de la melancolía.
Sentimientos regenerados
brotando del silencio de los desconocidos.
Abrazos forjados del calor
de las esperanzas nuevas y frescas
de las almas abatidas.
Miserias y penurias,
espina dorsal de los libres de espíritus
y presos de sí mismos.












Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .