CANALLAS

¡Era tan canalla la verdad!
Que tuve que desnudar
la más honrada mentira.
¡Era tan dulce la maldad!
Que quise probar
el sabor amargo
de las coronas de espinas.
¡Era tan triste la realidad!
Que pude reventar la coraza
y contagiarme de la eterna sonrisa.
¡Era tan pobre la venganza!
Que supe saborearla
y arrastrarla hasta la orilla.
¡Era tan pequeño el Universo!
Que obtuve la grandeza
de poder acariciar la VIDA.

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .