CARNAVAL CHIQUITO

El silencio enmudeció
a golpe de compás de murga
un carnaval chiquito
que se volvió tan grande
y tan importante,
que el redoble de una caja
pareciera adivinar
el aniversario de un romance,
por cada bombazo
que resonaba a contragolpe
de platillo, donde se intercambiaron
besos, sonrisas y el rasgueo de una guitarra arañara las tripas de una ciudad disfrazada para la ocasión.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.