LUNA LLENA


La luna llena nunca perderá
su encanto por más que nos empeñemos
en querer ver su cara oculta.
La luna llena no tiene dueño,
ni siquiera la noche.
Su belleza es simplemente para
aquel que sabe contemplarla,
bendito sea el día que me detuve a mirarla.
Desde aquel momento las noches se hacen eternas,
esperando el mágico momento de poder volver a verla.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.